Las personas son las partes más importantes de una organización y los managers deben hacer todo lo posible para mantener a las personas activas, creativas y motivadas.
Los equipos pueden auto-organizarse, y esto requiere empoderamiento, autorización y confianza de la gerencia.
Auto-organización puede llegar a cualquier cosa y, por eso, es necesario proteger a las personas y los recursos compartidos, y brindarles a las personas un propósito claro y objetivos definidos.
Los equipos no pueden lograr sus objetivos si los miembros del equipo no son lo suficientemente competente y, por lo tanto, los gerentes deben contribuir al desarrollo de la competencia.
Muchos equipos operan dentro del contexto de una organización compleja y, por lo tanto, es importante considerar las estructuras que mejoran la comunicación.
Las personas, los equipos y las organizaciones deben mejorar continuamente para aplazar la falla durante el mayor tiempo posible.

© Happy Melly ¨ version 1.00 ¨ management30.com